A&E Homeopático

– Está bien. Matas a los pacientes con cáncer o con problemas cardíacos… o con bronquitis, gripe, viruela o sarampión. Pero cuando alguien viene con un ligero malestar indeterminado, o un problemita de ansiedad o simplemente con más dinero que sentido común… ahí estarás tú, con básicamente una botella de agua en una mano y una gran factura en la otra.

Homeopathic A&E – That Mitchell and Webb Look

A mí que me lo expliquen

Tall&Cute escribió recientemente este post sobre la publicación, allá por 1988, del artículo del Dr. Benveniste en la prestigiosa revista Nature “Human basophil degranulation triggered by very dilute antiserum against IgE“. El post dió lugar a toda una plétora de comentarios a favor y en contra de la Homeopatía.

Dicho artículo (el del Dr. Benveniste) planteaba, entre otras cosas, que “un suero que activa la respuesta inmune sigue siendo activo al diluirlo entre 10120 veces”. Recomiendo su lectura. También recomiendo buscar el número estimado de átomos que contiene el Universo. Por culturilla general, vaya.  El caso es que me he animado a plantear lo que considero es una Duda Razonable.

Por motivos que no vienen a cuento, resulta que pasan ante mis ojos día sí y día también los famosos tubos de ‘bolitas homeopáticas’ para remedios varios. Apis Melifla para prevenir enfermedades diversas (ajo, al fin y al cabo, que siempre ha gozado de reconocidas cualidades antibacterianas); Sulfur, para las alergias; Pulsatilla y algún que otro metal pesado como el Mercurio.

apis-sulfur
Ajo y Sulfuro en bolitas homeopáticas (laboratorios Boiron)

A raíz de una insistente alergia a mi gata, me animaron a probar las bolitas de sulfur. Me negué. Pero me consiguieron meter varias en la boca. Para mi sorpresa resultaron tremendamente dulces. Y como de natural he sido siempre algo tocapelotas, consulté la composición de esta solución homeopática.

En el tubo de Sulfur de los laboratorios Boiron se lee lo siguiente: “1 g de gránulos contiene 0.85 g de sacarosa y 0.15 g de lactosa“. En el de Mercurio lo mismo. Y en el de ajo. Y en cualquiera de los que he leído hasta ahora.

apis-sulfur2
Composición y recomendaciones.

La ecuación es fácil, ¿no? 1g = 0.85g de sacarosa + 0.15g  de lactosa (lo que es la cubierta de las bolitas). Azúcar y lactosa. Y ya.

Entendería que, en el caso del Mercurio, por ser un metal pesado, la traza fuese tan baja que no hiciera falta ni ponerla en la composición. ¿Pero qué pasa con las bolitas de ajo? Uno puede comerse una cabeza entera de ajo si le da la gana y no le ocurrirá nada peor que algo de mal aliento durante un rato. Y puede que unas ventosidades que tumben a una mula. ¿Por qué las bolitas de ajo son… azúcar y lactosa?

085-015
Detalle de la composición de los gránulos de Sulfur. Igual en el resto de los tubos. Mentir mentir no mienten.

Pues lo pregunté en la farmacia donde fueron adquiridas. Les mostré el tubo, leyeron la composición y les pregunté que dónde estaba el ajo. O la pulsatilla. O los polvos mágicos. No supieron responder. “Ah pues sí, qué curioso”. Pero ellos lo venden, porque vaya si vende. Y no es barato ¿eh? La respuesta está en la famosa conclusión del artículo anteriormente mencionado. “El agua tiene memoria”, dicen los defensores de la Homeopatía.

Lo más desmoralizante es plantear esta cuestión a quienes lo consumen. Veo cómo una madre hace ingerir estas bolitas a diario a su hija pequeña. Vale, no le hacen daño, no es más que azúcar y lactosa. ¡Pero es del todo irracional!

“Si sólo es un placebo me da igual, a mí me funciona”.  Bueno, daño no hace. Pero no deja de ser una tomadura de pelo.

Eso sí, no hay que confundir la homeopatía con los remedios naturales de toda la vida, ¡no es lo mismo! El ajo es antibacteriano, la manzanilla va bien para el estómago y de la corteza del sauce blanco viene la aspirina. Pero no me intenten hacer creer que diluyendo hasta aburrir cualquier componente en agua van a mejorar mis ataques de tos.

Porque me están vendiendo AZÚCAR Y LACTOSA.

Por cierto, otro artículo publicado también en Nature, en 1993, trata de reproducir los hallazgos del primero. Aquí tienen el título y el abstract (en resumen: el experimento original no es reproducible, algo que supone una de las bases del método científico).

Human basophil degranulation is not triggered by very dilute antiserum against human IgE
S. J. HIRST et al.
We have attempted to reproduce the findings of Benveniste and co-workers, who reported in 1988 that degranulation of human basophil leukocytes is triggered by very dilute (102–10120) antiserum against IgE. The results were contrary to conventional scientific theory and were not satisfactorily explained. Following as closely as possible the methods of the original study, we can find no evidence for any periodic or polynomial change of degranulation as a function of anti-lgE dilution. Our results contain a source of variation for which we cannot account, but no aspect of the data is consistent with the previously published claims.