Regalos de boda

El otro apartado artístico de la boda lo puso Irene, quien preparó 90 collares de fimo a mano para regalar a las invitadas. Menudo curro… Hay que amasar, cocer y engarzar, lo que lleva un tiempo. ¡Pero quedaron estupendos!

collares_boda

bolsitas_boda

Si quieres ver más bisutería diseñada por ella, puedes hacerlo en su página web. Tiene diseños estupendos con fimo, cuero, fieltro y metal. ¡Admite encargos!

Por otra parte, los hombres recibieron el clásico puro. Nada mejor para provocar mareos, dolores de cabeza e indisposiciones de distinta índole a los más nenazas (¿eh, Isra?) Pero tenía que haber puros. Si no, ¿cómo iba yo a poder decir “Me encanta que los planes salgan bien”?

 

Los dibujitos de las invitaciones de boda

Como me gusta dibujar machanguitos de vez en cuando, quise regalar a la novia (a la mía, digo) un diseño personalizado para las invitaciones de boda. Espero que gustaran, principalmente por lo original. Y al final contribuimos los dos, ya que a última hora Judith se animó a dibujar a Ico.

El proceso fue el habitual, aprovechando todo lo que me regaló mi hermana las navidades pasadas. Primero lo dibujé a lápiz en la libreta para bocetos. Luego lo repasé todo con un rotulador de 0.4 y después sólo los bordes exteriores con otro de 0.8. Fotografié los dibujos y los terminé de digitalizar con el InkScape (tanto el traceado, que el InkScape hace de maravilla, como el relleno de color y el rotulado). Y finalmente lo imprimí en Gutemberg Digital (¡gracias Akram, quedaron estupendas!), en papel verjurado de 15×15. Para encuadernarlas perforamos y atamos las cuatro láminas con una cinta negra, de forma que se podían leer en plan cómic página a página.

¡Y así quedaron los dibujos! De la invitación no tengo fotos a mano…

1- saludo 2

2- beso 2

3- traje 2

4- brindis 2