Reconciliándome con las páginas web

Hace años decidí que si algún día me dedicaba a hacer páginas web sería por amenazas físicas directas a mi persona, a familiares cercanos o a alguna mascota. Lo odiaba, pero mucho. Las tablas eran infernales, y cuando por fin conseguías lo que tenías en la cabeza descubrías que en otros navegadores se veía de pena. Flash parecía la única alternativa, pero eso de las tecnologías propietarias mucha gracia no me termina de  hacer, siempre que haya otras alternativas.

Cuando Medusa se propuso actualizar la web, no me quedó otra que volver a mirar cómo estaba el patio. ‘Real web designers don’t use tables’, repetían por ahí. ¿Por qué? ¿Qué pasa con las tablas? ¿Y qué es todo ese galimatías de tecnologías? CSS, jQuery, AJAX, PHP, JavaScript… ¿divs? Um…

Tirando un poco del hilo le empecé a coger gustito a las capas (divs), que con el CSS correcto podía colocar donde quisiera. Y fue quedando una cosa aparente.

Entonces… entonces descubrí jQuery. Había oído campanas, pero después de leer un poco entendí para qué servía: ¡podía acceder a cualquier elemento independientemente o en grupos y alterar su estilo!  Le invité a salir, empezamos a vernos seriamente y ahora tenemos una relación estable basada en la confianza mutua. Qué. Go. Zada.

Por supuesto, Internet Explorer sigue dando por saco. Con Safari, Firefox y Chrome la nueva web se ve perfectamente tanto en MacOS como en Ubuntu y Windows. El Opera cambia la Helvética por Times New Roman, lo que no es demasiado preocupante. IE9 no, al parecer, y digo al parecer porque ya hace días que no uso Windows, así que me han tenido que contar cómo se ve en ese sistema. A IE parece que se la siguen soplando los estándares de W3C y pasa totalmente de la opacidad en algunos elementos. Pero sinceramente, me la sopla. Y de las versiones anteriores ni hablemos. (Nota: acabo de verlo en un Windows 7 y las transparencias funcionan… pero las imágenes de la galería no se amplían, o lo hacen una única vez. Pfff…)

Total, que con el diseñador adecuado al lado ya no parece tan infernal programar una web que, sobre el papel (o sobre Photoshop), parezca molar bastante.  Al menos páginas así en plan portfolio o panfleto. Cositas visualmente atractivas que principalmente sean informativas. Para aplicaciones web de más calado estoy tonteando con Web2Py, pero eso es otra historia muy diferente…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s